,
Web de RevoltaGlobal
Portada del sitio > Notícies > Internacional > "Honduras es un laboratorio para los movimientos sociales"

"Honduras es un laboratorio para los movimientos sociales"

Conversación con Melissa Cardoza, feminista hondureña en resistencia

Viernes 30 de julio de 2010

Todas las versiones de este artículo:

  • [Español]

 


Por Marc Lancharro

Me llamo Melissa Cardoza, soy escritora, activista del COPINH y Feminista en Resistencia. Empecé a resistir desde la adolescencia, pues tuve que afrontar la temprana muerte de mi madre, y eso es parte de las resistencias de todos los tiempos, poner en primer lugar la vida, la buena y digna vida. Mi padre ya estaba organizado y yo estaba muy cercana de sus propuestas porque fui una hija mimada por mi padre. A los 8 años, fui con èl a una reuniòn y gané un premio en su célula clandestina, era un ejemplar del "Manifiesto comunista" y lo leí, aunque no entendí mucho, recuerdo que me llamaban compañerita. Cuando en el año 79 triunfa el frente sandinista en mi casa ya funcionaba la solidaridad activa con esa lucha y otras de esa centroamèrica que se desangraba por todas partes.

Ahora soy activista feminista, es el movimiento que me significa profundamente; cuando estaba en la universidad no me involucré activamente en el movimiento estudiantil, estaba fascinada con la poesìa, la literatura y muchos enredos personales. Comencé a militar en el movimiento feminista porque encuentro que es un movimiento que entiende a fondo el nudo de todas las opresiones en la persona, en la familia, en la sociedad y experimenta con propuestas que respondan a esta articulación. No creo en la división de vida pública/vida privada tan a gusto de muchas prácticas de la izquierda, revolución en la fábrica, pero no en la casa; me parece que debe politizarse toda la vida para cambiarla y mejorarla. Eso pasa, segun yo, por desestructurar los discursos y prácticas en todos los ambitos de la vida: familiar, el amor, el poder, o lo que mi amiga Nelly dice, aprender a desaprender. La tradición clasista de la izquierda en Honduras,no incluye la perspectiva feminista, e incluso le es adversa.

El feminismo en Honduras llega tarde en comparación con el resto del mundo, aunque las luchas de las mujeres son desde siempre, el proyecto feminista se va esbozando apenas hacia finales de los 80 principios de los 90, cuando hay una generación de mujeres que sobrevivieron personal y politicamente a las revoluciones de america, con la conciencia de que sus propuestas no estuvieron incluidas, y eso genera un malestar muy grande. Hay un movimiento feminista creciendo en toda la región y ahi me engancho. Personalmente, soy mala militante, indisciplinada y antiautoritaria y pues sólo el feminismo me puede incluir; es una propuesta muy libertaria, segùn yo la vivo. Empezamos con un grupo de autoconciencia, hablando de nuestras vidas personales, de la sexualidad, de las relaciones de poder en nuestros espacios propios, haciendo nuestras revoluciones inclusivas, en diàlogo con las otras mujeres en tanto mujeres y no como las salvadoras de las otras, de las obreras o de las campesinas, por ejemplo, nombramos cosas que no se hablaban nunca. Fue un proceso separatista de muchas maneras, pues en otros movimientos clasistas no nos sentíamos incluidas, aunque sí que nos encontramos en algunas luchas como en la solidaridad con las trabajadoras de las maquilas cuando se declararon en huelga y veìamos que ademàs de un sindicato las mujeres necesitaban alegar por el trabajo domèstico y la situación de cuidado de hijas e hijos.

Mucho cambia con la resistencia ante el golpe de estado, ahí volvemos a encontrarnos con los sectores clasistas, enfrentadas todos y todos a la dictadura, a la represión, al arbitrio de los golpistas. Los movimientos han cambiado, ahora hay compañeros, algunos de los más jóvenes están mas abiertos a dialogar con otras perspectivas y me parece que muchas de nosotras tambièn. Como el golpe desató esta violencia nos pone juntos a defendernos de la dictadura y la represión. Creo que eso es lo mas interesante del Frente Nacional de la Resistencia Popular (FRNP), esta obligatoriedad qeu se hace riqueza de incluir movimientos sociales diversos y con propuestas novedosas en el paìs, hasta el punto que el feminismo esta recogido en las propuestas del Frente aunque con problemas, sobre todo las ligadas con la lucha por el el aborto libre, la sexualidad libre, y eas propuestas que tienen que ver con el derecho a decidir sobre lel propio cuerpo, es decir, las propuestas mas radicales són las que mas les cuesta aceptar. El Frente ni siquiera discute sobre el aborto o la pastilla del día después, para muchos de ellos y ellas son temas secundarios. Pero somos tercas y seguimos obligandolos a ver para ese lado tambièn. En mi opinión es una idea colonialista el que hay una jerarquía de las opresiones: primero los asesinatos políticos, la tierra, el trabajo, porque viene de un modo intelectual de entender la realidad en planos separados y jerarquicos, muy heredera del marxismo ortodoxo considero yo. .Creo que hay una incapacidad de despojarse de estas ideas i generar propuestas a partir de la realidad concreta, por ejemplo que en la realidad de una compañera lenca existe opresión de clase, de gènero y ademàs de pertenencia a un pueblo indìgena, y esto sucede al mismo tiempo. .

Refundar es lo opuesto a la reforma, es la revolución. No puede ser refundada Honduras sin feminismo, ni pensamiento indígenas, ni sin abolir la heternonormatividad.Hay compañeros y compañeras que tienen miedo de estos planteamientos porque son muchos siglos de opresión mental y costará generaciones ir cambiando, pero estamos en el camino porque hay un dialogo entre los movimientos, toca explicar màs claramente talvez, y no tolerar que nos excluyan. Hay un sector liberal reformista (dentro de la Resistencia) y otro sector que si quiere una auténtica refundación.
Hay muchas experiencias revolucionarias en centroamérica que han costado mucha sangre, pero la transformación radical ha de cambiarlo todo y eso incluye lo personal, lo ìntimo, lo que tiene que ver conmigo misma, con los vecinos, la pareja o amores, los hijos. Esa es una transformación muy profunda y nos es fácil; pero urge, pues sino la lucha que nos ha costado vidas, va ha ser una repetición de lo que no sirve: el patriarcado neoliberal y racista.

Hay dos visiones que estan en el FNRP la toma del poder y la construcción del poder popular. Hay una gente que quiere crear un partido e ir a elecciones con las reglas de la democracia liberal patriarcal, y eso hemos visto no tiene posibilidad alguna. Aqui la toma del poder está vista como la toma del estado, y no está mal, si ello sirve para mejorar el nivel de vida de la gente desde lo más básico e inmediato porqeu en este paìs vivimos como en emergencia humanitaria, pero no es un cambio radical, y es repetir esquemas o como dice una compañera, zurcir una camisa que no sirve. Nosotra vivimos con la realidad de que hay una mujer es asesinada cada dia por su pareja o marido, y para que eso termine debe hacerse un cambio en la cultura del mundo, un cambio de civilización. Si no cambian las relaciones de poder desde la cama las transformaciones seguirán siendo superficiales, y eso ya lo han dicho bastante las feministas desde hace un rato.
La urgencia de este momento es la catastrofe de la humanidad: la guerra, la ecologia, la inmigración, y frente a la urgencia vale cambiarlo y repensarlo todo, pero por supuesto que hay cosas que sirven, que ahora mismo se hacen que son demandas historicas de los movimientos: la salud, la comida, la tierra, etc.
En la lucha de la resistencia y en el FNRP hemos vivido mucha ternura, solidaridad, belleza, hemos compartido mucho, hemos aprendido que hemos de ser hermanos y hermanas para vivir una vida mejor. Si el FNRP se concentra sòlo en las luchas sectoriales o gremiales sin asumir los discursos de transformación de la division sexual del trabajo, las lógicas diversas de entender y vivir de los pueblos indígenas, las formas diversas de amar, la necesidad de socializar el cuido de niñez, etc.será un desperdicio historico lo que hagamos en Honduras, o una repetición lamentable.

La prioridad es construir desde la Resistencia una fuerza política beligerante, movilizadora, de resistencia, y con un pensamiento que incluya todas estas visiones, y obiamente eso es luchar contra estos golpistas y todos los del mundo. Seguir acompañando las luchas (históricas) de siempre: la tierra, los derechos laborales, maquilas, la vida (las amenazas y asesinatos de resistentes).... Pero al mismo tiempo ir fortaleciendo el FNRP. Es, como dice Castro, un importante momento de batallas de ideas, pues las del sistema son ideas de muerte y de esas estamos hartas.
Con estas ideas tienen que ir practicas consecuentes, tarea difícil pero no imposible. Hay mucha fuerza en este pais, es una fuerza que sale de la necesidad. Esperanza solo pueden tener los que necesitan esperanza. Lo que da fuerza a la resistencia es la resistencia misma. La mayoria de la gente no está organizada, es gente de la calle que ha dicho "Ya basta!"; es el turno del ofendido como diría el poeta Roque Dalton, y yo pienso que ahì las ofendidas tenemos una palabra bien alta.

Personalmente me asumo pacifista, la vida es algo muy valioso, eso lo saben las mujeres que alimentan a las personas, sean sus hijos o no lo sean. Aunque el primer pensamiento frente a la injusticia podría parecer la toma de las armas, yo no apuesto por ello. Entiendo que hay que generar mecanismos de autodefensa, para proteger las vidas, tal como hemos hecho para esconder gente, sacarlas del pais, llevar alimentos, fortalecer la a salud comunitaria, hacer comunicación popular. En multitud, los gritos, las presencias y las irreverencia y buenas piernas han servido como formas de autodefensa hasta ahora, aunque hemos tenido que despedirnos de muchos y muchas asesinadas por los golpistas.

Si las mujeres estuvieramos convencidas de la violencia como autodefensa habría muchos hombre muertos, porque los ìndices de violencia contra la mujer en el mundo son altìsimos, y sin embargo no ha sido la opción defenderse matàndolos, imaginate como sería eso. Las mujeres hemos estado de muchas maneras y eso suena muy esencialista, por cierto, en el cuidado de la vida, por división del trabajo, eso nos toca demasiadas veces, pero al mismo tiempo eso te hace respetar la vida y tenerlo muy interiorizado cómo ética de mundo. El tema de la violencia, bien lo sabemos, es eso que no para, sólo sabemos cuándo empiezan las guerras, pero entendemos que no terminan nunca. Necesitamos a la gente viva para resistir. Resistir a la muerte es una resistencia bien profunda. Cuidar la vida cuesta mucho, pero para eso estamos vivas, por lo menos esa es mi ruta compartida con muchas feministas en el mundo.

Todos los pueblos estamos en lucha, y que cada cual haga lo que crea y vea mas necesario, donde le toque o escoja vivir. Honduras es un laboratorio para los movimientos sociales y el imperio. Aquí estan pasando cosas muy importantes para otras luchas y pueblos, y hay que mantener abiertos los vínculos internacionales. La OEA y la ONU son un fracaso, quedo más que probado; no revirtieron el golpe de estado, ni se ha hecho justicia de ningún tipo ante los asesinatos, aquì los militares golpistas estàn premiados, tienen cargos públicos, tienen guardaespaldas, etc. En esta lucha solo ha servido la terquedad del pueblo y la solidaridad de pueblos del mundo, romper los cercos mediaticos, pensar conjuntamente, hacer globalmente. aquì han venido muchos y muchas compas a jugarse el pellejo propio y a aprender en la escuela de la calle hondureña.

En Europa me parece, hay como una jerarquía, nuevamente, a veces de la solidaridad, según la crisis y la cercanía de otros pueblos, pero hay que entender que son luchas comunes, tambien hay que repensar nuestras solidaridades, yo por ejemplo me siento muy solidaria con las luchas contra la represión que viven ustedes en muchos de sus países, y de la enajenación de sus pueblos, que ni se enteran de los niveles de esclavitud que viven atados a sus televisores o a los productos nuevos del mercado, Me despierta un gran sentimiento de solidaridad.

Hay que seguir encontrando y probando los puentes de unión, analisis y es importante seguir escribiendo, difundiendo las otras luchas... Me enterneció ver la movilizacion de las Ramblas, eso es, no dejarnos engañar por las divisiones del sistema. Aqui tambien nos hemos movilizado por el pueblo palestino y por otros pueblos del mundo. Y tomo de las compañeras catalanas una consigna que estamos usando: Menos Lobo y màs caperucitas rojas.

Es un reto el como dialogar con los compañeros de ida y vuelta, lo que pasa aqui da aliento alli y al revés y sobre todo confiar en que todo lo que hagamos vale la pena porque tenemos ahí nuestro corazón que no entiende fronteras ni pasaportes de ningún país.


contacte revolta global contacte  |  contacte amb el webmaster webmaster  |  Seguir la vida del sitio RSS 2.0  |  tornar a dalt inici